Skip to main content

Noticias

El Dr. Mikel Taibo, Médico Adjunto de Cardiología en la Fundación Jiménez Díaz, ofrece una perspectiva sobre la insuficiencia cardíaca

 

En el marco del Día Mundial del Corazón, que se celebra anualmente el 29 de septiembre, la Asociación AMAC se complace en presentar un nuevo capítulo de la "Escuela de Pacientes AMAC” dedicado a La Insuficiencia Cardíaca, con la valiosa participación del Dr. Mikel Taibo, Médico Adjunto de Cardiología en la Fundación Jiménez Díaz.

Nuestra principal meta es proporcionar educación en salud a pacientes y a la población en general, con el fin de impulsar un impacto positivo a través del conocimiento.

La incidencia de la insuficiencia cardíaca es un asunto de gran relevancia en la salud pública. En nuestro país, se estima que entre el 1% y el 2% de la población padece esta afección[1], lo que la convierte en una preocupación significativa. Además, su impacto va más allá de la estadística, ya que es la principal causa de hospitalización en personas mayores de 65 años y contribuye de manera importante a la mortalidad [2]. “Esta elevada incidencia no solo representa un desafío para el sistema de salud, sino que también tiene un costo económico considerable, estimado en aproximadamente el 2.5% del gasto sanitario total[3]. Por lo tanto, comprender y abordar la incidencia de la insuficiencia cardíaca es esencial para mejorar la calidad de vida de quienes la padecen y reducir su impacto en la sociedad” explicó Juan Manuel Ortiz, presidente de (AMAC).

Es fundamental que los pacientes desempeñen un papel activo en la gestión de su enfermedad. Esto incluye seguir de manera rigurosa las recomendaciones médicas, controlar su peso, mantener una dieta equilibrada y evitar medicamentos que puedan desencadenar complicaciones.

El Dr. Mikel Taibo explica que “a lo largo de los años, se han desarrollado múltiples enfoques terapéuticos. Actualmente, se distinguen dos grupos de pacientes: aquellos con una función cardíaca preservada y aquellos con una función reducida. Los avances en los tratamientos han mejorado considerablemente la calidad de vida de los pacientes, y existen diversas opciones disponibles”.

Las causas de la insuficiencia cardíaca pueden variar, pero factores como la presión arterial alta, la diabetes, el tabaquismo, la falta de actividad física y la obesidad son considerados factores de riesgo significativos. Además, puede haber una predisposición genética hereditaria.

El tratamiento de la insuficiencia cardíaca se enfoca en mejorar la calidad de vida del paciente y reducir los riesgos asociados. Esto implica la administración de medicamentos y, en algunos casos, la realización de procedimientos invasivos para tratar las arterias del corazón.

El seguimiento médico regular es esencial, ya que permite evaluar la efectividad del tratamiento y realizar ajustes según sea necesario. Los pacientes también deben estar atentos a cualquier signo de descompensación, como la retención de líquidos, y tomar medidas para prevenir complicaciones.

El especialista incidió en que “el diagnóstico precoz y el tratamiento adecuado pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida de las personas con insuficiencia cardíaca. La educación y la participación activa en el autocuidado de la salud son elementos fundamentales para gestionar esta enfermedad crónica”.

Se invita a los pacientes a unirse a asociaciones dedicadas a esta causa, donde pueden obtener información, compartir experiencias y recibir apoyo. Juntos, es posible enfrentar los desafíos que plantea la insuficiencia cardíaca y llevar una vida más saludable y plena.

Esta iniciativa ha sido posible gracias a la colaboración del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz y el apoyo de Daiichi Sankyo.

La insuficiencia cardíaca

Es un síndrome clínico que se caracteriza por una serie de síntomas y signos que se derivan de la incapacidad del corazón para bombear sangre de manera eficaz hacia los órganos del cuerpo. Se puede imaginar el corazón como un motor que impulsa la sangre a través del cuerpo, suministrando el oxígeno necesario. Cuando este motor falla, la circulación sanguínea se ve comprometida, lo que puede dar lugar a problemas de salud.

[1] Estudio PATHWAYS-HF. (Año de publicación: 2021). Revista Española de Cardiología.

[2] Estudio Epidemiología de la insuficiencia cardíaca en España en los últimos 20 años. (Año de publicación: 2019). Revista Española de Cardiología.

[3] Estudio Costes sanitarios y no sanitarios de personas que padecen insuficiencia cardíaca crónica sintomática en España. (Año de publicación: 2021). Revista Española de Cardiología.